• Francisco Centeno Miranda

Los 5 elementos del Karate

Los cinco elementos del Karate

Por Noah Legel del Blog Karate Obsession https://www.karateobsession.com/2018/10/the-five-elements-of-karate.html

Traducido para Karate Zoku por Francisco Centeno de Karate Do MX

"Karate" es un término muy amplio, que abarca muchas metodologías y estilos marciales que se originaron en Okinawa y, más tarde, en Japón. Hay una serie de ideas erróneas acerca de lo qué es el karate, a pesar de que en la última década comenzó un movimiento colectivo, algo así como un "Renacimiento del Karate en la que se ha liberado muchísima información veraz sobre el Karate y en la que se promueve un enfoque práctico del arte. Con este conocimiento viene el entendimiento de que el karate es un arte marcial de amplio espectro, en lugar de uno especializado. Algunos han llegado tan lejos como para decir que es "el MMA original", y que de hecho es un arte marcial mixto desde sus inicios. La nobleza de Okinawa que practicaba artes marciales estaba habituada al entrenamiento cruzado (Cross-Training, o a entrenar con diferentes maestros de otras Artes Marciales) Combinaban métodos de diferentes instructores, estilos e incluso de países completamente diferentes, siempre y cuando lo encontraran funcional. Impactos percusivos, Golpes (Striking) Proyecciones y Derribes (Throwing / Takedowns)

Asfixia / Estrangulamiento (Chokes / Strangles)

Bloqueo, llaves o candados a las articulaciones (Joint-Locks)

Lucha y Lucha en Piso (Grappling / Groundwork)

Ulf Karlsson Sensei demostrando una aplicación sorprendente para Tachimura no Naihanchi

Impactos percusivos, Golpes ("Striking")

El elemento más común y obvio del karate es el golpeo, tan obvio que la mayoría de la gente piensa que es el único elemento del arte. Esta es una idea errónea que se tiene desde la década de 1930, cuando Mabuni Kenwa (fundador de Shito-Ryu) declaró que "el karate que se introdujo en Tokio es en realidad solo una parte del todo", y se dedico a exponer que el karate contenía más que solo patadas y golpes. Siguiendo adelante con el tema, los métodos de ataque primarios del karate son sus distintos tipos de golpeo, el resto de técnicas se utilizan para facilitar, apoyar, aumentar la efectividad de los golpes, o para encontrar alternativas cuando los golpes fallan. Los métodos de golpeo del karate se dividen normalmente en tres tipos (tsuki-waza, uchi-waza y keri-waza), aunque hay suficientes variaciones sutiles dentro de estas categorías que dificultan su definición.

Nishiyama Hidetaka, de Shotokan, rompiendo tablas con gyaku-tsuki

Tsuki-waza, o "técnicas penetrantes", son métodos muy populares y comunes del karate, aunque tienden a practicarse más en el karate deportivo moderno que en las katas antiguas. Por lo general se describen como golpesen linea recta realizados con los brazos, e incluyen técnicas como seiken-tsuki (penetración con los nudillos / "puñetazo"), nukite-tsuki (penetración de mano con lanza) y shotei / teisho-tsuki (penetración con la palma de la mano). Curiosamente, existen técnicas clasificadas como tsuki-waza que no son en linea recta, ya que la clave de los tsukis es impulsan hacia afuera desde nuestro cuerpo, y ese es su principal método para transmitir fuerza. Esto incluiría técnicas como age-ura-tsuki (golpe ascendente desde abajo), similar al uppercut en el boxeo, tiende a seguir un arco, en lugar de una trayectoria ecta.

Shinjo Kiyohide de Uechi-Ryu demostrando kote-uchi (golpe de muñeca)

Uchi-waza es un término comparativamente más amplio, ya que la palabra "uchi", en este caso, es una variante de la palabra "utsu", que simplemente significa "golpear, impactar o martillar", lo que significa que uchi-waza se traduce como “Técnicas de golpeo o percusivas". De hecho, se podría considerar que tsuki-waza es un ejemplo de uchi-waza. Sin embargo, en el Karate es normal utilizar la palabra "uchi-waza" para referirse a las técnicas de golpeo que son de naturaleza circular, incluyendo golpes como kote / ude-uchi (golpe de muñeca o antebrazo), haito uchi (golpe con el filo interno de la mano) y enpi-uchi (golpe de codo). Estos tienden a basarse en balancear los brazos para generar poder de impacto, por lo que el movimiento principalmente sigue trayectorias en arco o circulares. Estas técnicas aparecen con más frecuencia que los Tsukis en las Katas Koryu (estilo antiguo).

Motobu Choki demostrando varias keri-waza

Keri-waza, o "técnicas de pateo", son relativamente sencillas de clasificar. Estas son técnicas donde se usan las piernas para golpear de varias maneras. Cuando analizamos las katas, las patadas que más encontramos son mae-geri (patadas hacia adelante), yoko-geri (patadas laterales), mikazuki-geri (patadas de media luna hacia adentro) y suki / sukui-geri (patadas de pala / "cuchareando" / jalando), en diferentes variaciones. Otras patadas, como mawashi-geri (parada circular / "roundhouse") y kakato-geri (patadas con el talón) no están generalmente presentes en las katas, aunque pueden verse como variantes de las patadas y los principios que se encuentran dentro de ellas. Golpear con la rodilla también se clasifica como keri-waza, y recibe el nombre de "hiza-geri" (patadas de rodilla), aunque hay algunos estilos que prefieren colocarlos en la categoría uchi-waza, probablemente porque, en inglés (y español), "patada de rodilla" suena extraño, y mejor los llamamos" golpes de rodilla o rodillazos"en su lugar.

Proyecciones y Derribes

El autor usando harai-goshi (barrido de cadera)

Poco practicados, pero un componente importante del karate, son los lanzamientos y derribes. En el contexto del karate, este elemento consiste en cualquier técnica (que no es un golpe) que está específicamente diseñada para llevar al enemigo al suelo. Esto incluiría no solo las "proyecciones", sino barridos y varios otros métodos para poner a un oponente en el suelo. En Judo, que se especializa en técnicas de lanzamiento, hay cuatro clasificaciones de lanzamientos; te-waza (técnicas de mano), koshi-waza (técnicas de cadera), ashi-waza (técnicas de pierna / pie) y sutemi-waza (técnicas de sacrificio). Iain Abernethy, una autoridad en la aplicación práctica del karate, en realidad tiene tres clasificaciones del nage-waza en el karate; Levantamiento, atrape de piernas y quebrar la postura. Uno podría usar cualquiera de los dos métodos de clasificación, o combinarlos para describir con mayor precisión una técnica en particular, ya que en la clasificación del Judo se basa en cómo se ejecuta la técnica, mientras que las clasificaciones de Abernethy se basan en lo que le sucede a la persona que es lanzada. Al igual que con cualquier sistema de categorización, habrá un cierto grado de mezcla entre las categorías.

Itoman Morinobu demostrando seinosu-nage (derribe montando) en su libro, "El estudio de las técnicas de mano de China"

Los "lanzamientos de levantamiento" ("lifting throws")son simples de explicar, lanzamientos en los que los pies del enemigo son despegados del suelo antes de arrojarlos. Un ejemplo popular de tal lanzamiento sería el de lanzamiento de hombro, que Funakoshi Gichin (fundador de Shotokan) llamó Tani-otoshi (caida en el valle) Jigoro Kano (fundador de Judo), la llamó ippon-seoi-nage (proyección encima del hombro). , e Itoman Morinobu (autor de El estudio de las técnicas de mano de China) la llama seinosu-nage (derribe montando). Este lanzamiento también se puede encontrar en otras artes marciales del mundo. Usando la clasificación del Judo, esta se consideraría una te-waza (técnica de mano), porque utiliza principalmente los brazos para realizar el lanzamiento. Otros ejemplos similares, como el lanzamiento de cadera, es llamado o-goshi (gran cadera) en Judo, se incluirían en la categoría de "lanzamientos de levantamiento", pero sería considerada una Koshi-waza (Técnica de cadera), ya que el derribe depende del uso y posicionamiento de la cadera.

Funakoshi Gichin, fundador de Shotokan, demostrando ude-wa (anillo de brazos)

Los "lanzamientos de agarre de piernas" ("Leg-trapping throws")pueden ser una categoría bastante amplia, ya que las piernas del oponente pueden atraparse de varias formas, ya sea con piernas o los brazos Un ejemplo simple de esto sería un barrido de pies (ashi-barai), que se encuentra en muchas artes marciales. Al barrer el pie, se impide que la pierna del oponente pise donde estaba previsto, lo que le hace perder el equilibrio. Los derribos de atrapando patadas que se pueden ver en katas como Passai y Kusanku, por no mencionar la variedad de otras artes marciales que utilizan tales técnicas, también se pueden ver como "derribes que atrapan las piernas", ya que mantienen la pierna del oponente fuera de la suelo, y permite aplicar palanca al oponente y lanzarlo al suelo. También existen métodos dentro del karate en los que se utiliza la posición de las piernas para atrapar el pie o la pierna del oponente, y aplicar presión para hacer perder el equilibrio al oponente, lo que haría de estas técnicas parte de esta categoría. El karate también contiene métodos para atrapar las piernas de un oponente que se encuentra de pie mientras el defensor está en el suelo, lo que también se consideraría como "agarre de piernas". El derribo agarrando ambas piernas del oponente, que Funakoshi llamó ude-wa (anillo de brazos), y Kano llamó morote-gari (doble siega) se clasificaría como te-waza en Judo, la podemos considerar como un lanzamiento de agarre de piernas, aunque también puede ser un lanzamiento de levantamiento, dependiendo de cómo se ejecute. Si el lanzador simplemente envuelve sus brazos alrededor de las piernas del oponente y los empuja para derribarlos, sería un lanzamiento de agarre de piernas, pero si el lanzador atrapa las piernas, y levanta al oponente para lanzarlo, sería un lanzamiento de levantamiento.

Ulf Karlsson, de KishimotoDi, demostrando cómo una aplicación de derribe de Tachimura no Naihanchi funciona, al interrumpir la postura del oponente

Los "lanzamientos que interrumpen la postura" ("Posture disrrupting throws") abarcan una amplia variedad de técnicas en las que se manipula la postura del oponente para hacerlos caer. El koma-nage (lanzamiento giratorio superior) que Funakoshi publicó en sus libros es un ejemplo de ello, en esta se derriba al oponente aplicándoles una palanca al brazo, de tal manera, que la única manera de evitar el dolor sea ponerse boca a bajo en el piso, o permitir que su articulación sea dislocada. El tsubame-gaeshi de Funakoshi (golondrina que regresa), que es similar al shiho-nage (tiro de cuatro esquinas) visto en jujutsu y Aikido, también caería en esta categoría, ya que el oponente se ve obligado a perder su postura y, por lo tanto, su equilibrio, moviéndose para aliviar la presión de su articulación. Sin embargo, tales lanzamientos generalmente no son tan elegantes como los uke (receptores) entrenados los hacen ver, como se explicó en un artículo anterior (ENLACE en inglés). Las técnicas en las que se empuja, jala o gira la cabeza del oponente para forzarlos a ir al suelo también se incluirían en esta categoría. Los derribes de tijera que prevalecen en el KishimotoDi son principalmente lanzamientos que interrumpen la postura, la manera de hacerlo es atrapar las piernas del oponente, evitando su movimiento libre, perdiendo así su balance Bloqueo, llaves o candados a las articulaciones (Joint-Locks)

Ryan Parker mostrando a de Ed Sumner los puntos clave de un candado a las articulaciones de Pinan Godan

Como ya analicé a detalle en otro artículo (ENLACE en inglés), hay bastantes técnicas de llaves a las articulaciones que existen en el karate. Para resumir, generalmente hay tres tipos diferentes: hiperextensión, compresión o torsión, que se pueden practicar de diversas maneras y en diferentes situaciones. También hay bloqueos compuestos, que utilizan dos, o incluso los tres métodos para afectar la articulación de un oponente. La mayoría de las llaves del karate se usan contra oponentes de pie, a menudo para despejar el camino para los golpes o para facilitar los derribos, pero también hay algunas que están diseñadas para usarse en el suelo.

Richard Poage, el Sensei del autor, demostrando una aplicación de palanca al brazo de Pinan Yondan

Las llaves a las articulaciones por hiperextensión por lo generalmente son simples y relativamente comunes,se realizan forzando una articulación (generalmente una articulación con bisagra, como el codo o rodilla) más allá de su extensión natural. El clásico candado al brazo o arm-bar, es un ejemplo clásico, donde el brazo se dobla hacia atrás para hiperextender el codo. La mayoría de las personas estarán familiarizadas con el candado al brazo realizado en el suelo, con la persona que usa el candado recostado sobre su espalda, y que se ve con frecuencia en las peleas de MMA y en el Jiu-Jitsu brasileño. En Judo, la técnica se llama juji-gatame (retención en cruz). Sin embargo, el mismo concepto se puede aplicar en muchas posiciones diferentes, como se ve en el koma-nage de Funakoshi, o enla palanca al brazo a la altura del pecho del manji-gamae (postura de la esvástica), o en algunas de las técnicas de restricción observadas en los ejercicios de karamidi ("manos enredadas”) del karate. Rodillas, muñecas, tobillos, dedos, y los dedos de los pies también pueden ser hiperextendidos, los mismos principios utilizados para una hiperextensión de brazo se puede trasladar con facilidad a otra articulación. A partir de ahí, modificar pequeños detalles en la ejecución hará que la técnica sea más efectiva.

Richard Poage, el instructor del autor,muestra un bloqueo de muñeca de cuello de cisne como una aplicación del movimiento final de Naihanchi Shodan

Los candados de compresión generalmente se realizan forzando las articulaciones, o "cerrándolas", a veces con una "cuña" de algún tipo insertada detrás de la articulación para hacer que esta se separe. Un ejemplo de esto, es un contraataque a un agarre de solapa, donde el pulgar del atacante se presiona contra la palma de la mano para liberarse debido al dolor provocado. Las llaves de muñeca de "cuello de cisne" (Gooseneck) también son un tipo de candado de compresión, que a menudo se utilizan policías y escoltas. Una aplicación para el paso lateral cruzando los pis en el kata Naihanchi / Tekki / Chulgi se puede interpretar como un pisotón en la corva del oponente, lo que provocará que la articulación llegue al suelo. aplicándola de manera correcta puede ser al mismo tiempo un candado de compresión a la rodilla.

Uehara Seikichi, de Motobu Udundi, torciendo una articulación

Las llaves de torsión se pueden aplicar a la mayoría de las articulaciones, y para hacerlas más efectivas se puede combinar con llaves de hiperextensión o compresión. El ejemplo más común de una llave de torsión sería las llaves de torsión de hombros, como el que se ve en el tsubame-gaeshi de Funakoshi, el ude-garami (enredo de brazo) del judo, el bloqueo de martillo de Catch Wrestling, y el Americana, Kimura y Omoplata encontrada en el jiu-jitsu brasileño. Muchas llaves a la muñeca también tienen un carácter rotativo, como el Nikkyo / Nikkajo de Aikido, aunque con frecuencia también incorporan llaves de compresión. Tales llaves de torsión se encuentran con frecuencia en Motobu Udundi (Mano del Palacio), que fue el arte marcial que se enseñó a los miembros de la familia real en Okinawa.

Asfixia / Estrangulamiento

Eddie Bethea, de Shorin-Ryu Shorinkan, demostrando el comienzo de una técnica de asfixia

Dentro de las artes marciales, es común referirse a "asfixias", pero desde una perspectiva médica, tales técnicas se clasificarían como "estrangulaciones". Si bien no importa técnicamente la terminología que se use, siempre y cuando todos los que están entrenando comprendan lo que se pretende con las técnicas, era útil hacer a aclaración. Las "asfixias" son algo que sucede dentro de las vías respiratorias, como que los alimentos que se atoran en la garganta o la inflamación debido a una reacción alérgica. Los "estrangulamientos" son algo que sucede desde el exterior, comprimiendo el cuello, potencialmente cortando el aire (a menudo llamado "estrangulamiento de aire"), cortando la circulación de sangre al cerebro (a menudo llamado "estrangulamiento de sangre"), o simplemente causando dolor (a veces llamado un "estrangulamiento nervioso"). Independientemente de cómo se les llame, tales técnicas son peligrosas y efectivas.

Funakoshi Gichin, fundador de Shotokan, demostrando una técnica de asfixia, después de atrapar una patada

Las estrangulaciones de aire que cortan la respiración son lo que la mayoría de las personas piensa cuando piensan en estrangular o ahorcar a otra persona. Algunos ejemplos serían un simple agarre a la garganta, o una técnica de guillotina, con el brazo presionado directamente contra la tráquea del oponente. Si bien estos métodos pueden ser los primeros que reconocen personas ajenas a las artes marciales, en realidad no son el método más eficaz para aplicar un estrangulamiento. Primero, por el tiempo puede una persona contener la respiración. Obviamente, la cantidad de aire en los pulmones en el momento en que se corta el flujo de aire puede variar, pero las personas pueden seguir funcionando sin aire durante mucho más tiempo de lo que uno podría esperar. Además, tales técnicas tienden a provocar una respuesta de pánico, por lo tanto, intentar restringir o controlar a una persona a la que se intenta asfixiar puede volverse muy difícil. Otra consideración es que tales métodos son mortales en el sentido literal de la palabra, no solo en el sentido figurado que comúnmente se arroja sobre las técnicas peligrosas. Esto significa que las estrangulaciones de aire son para situaciones de vida o muerte, y no encajan bien en los escenarios de aplicación de la ley o para mantener la paz.

Richard Poage, el Sensei del autor, quien muestra un "ahogo de sangre" usando la solapa para una aplicación para el sasae-gedan-barai en Passai Sho (Bassai Dai)

Los estrangulamientos que cortan el flujo de sangre definitivamente son más comunes que los estranguladores de aire en los deportes de combate y de aplicación de la ley. Estas técnicas aplicadas correctamente pueden dejar a un oponente inconsciente en cuestión de segundos, y por lo general no provocan el mismo pánico que las técnicas que bloquean las vías respiratorias. Estas técnicas aplican presión a las arterias carótidas, que suministran sangre al cerebro, privando así al cerebro de oxígeno, causando la pérdida de conciencia. A veces, al aplicar suficiente presión al seno carotídeo, que contiene barorreceptores que controlan la presión arterial, hacen creer al cerebro aumentó la presión arterial y que debe normalizarse de inmediato. El ejemplo más común de tal estrangulamiento es el hadaka-jime ("estrangulamiento desnudo"), más comúnmente conocido como el "rear naked choke", también caerían en esta categoría una serie de estrangulaciones que usan las solapas. Si bien son efectivos, estos métodos no están exentos de riesgos, ya que cortar el suministro de sangre oxigenada al cerebro se puede causar daño cerebral y la presión en el cuello puede desprender placa arterial y causar infartos cerebrovasculares. Aun así, las "obstrucciones de sangre" tienden a ser más seguras que las "obstrucciones de aire", y son utilizadas por muchas agencias policíacas, aunque comúnmente se clasifican como "restricciones del cuello".

Richard Poage, el Sensei del autor, demostrando un "estrangulamiento nervioso"

Las estrangulaciones que afectan a los nervios en el cuello no están destinadas a dejar inconsciente a un oponente, sino más bien a que el oponente coopere, o distraer al atacante para aplicar otra técnica más fácilmente. la única razón por las que estas técnicas están en esta categoría, es porque se realizan aplicando presión en el cuello. Muchas veces estas técnicas son el resultado de la aplicación incorrecta de un "estrangulamiento de sangre", aunque pueden ser utilizadas intencionalmente. Por ejemplo, kata-gatame (agarre de hombro), también conocido como “estrangulamiento de triángulo de brazo”, corta el flujo de sangre, pero al cambiar el ángulo en el que se aplica, se puede aplicar presión con el hueso de la muñeca en los nervios del cuello, por ejemplo, el nervio vago. Esto puede ser muy doloroso, haciendo que el oponente se retuerza y ​​trate de alejarse. Incluso si la técnica no hace que el oponente se mueva, el dolor normalmente será suficiente para crear una distracción. Con este ejemplo, la persona que realiza el estrangulamiento está en una buena posición para ejecutar un o-soto-gari (gran siega exterior) para derribar al oponente, lo que se facilita si el oponente pone atención a su cuello en lugar de su equilibrio Lucha y Lucha en Piso (Grappling / Groundwork)

El autor luchando en el piso

Si bien bastantes de las técnicas que hemos visto se pueden considerar técnicas de “lucha”, existen varias habilidades relacionadas con la lucha que deben incluirse en la práctica del karate. Principalmente, estas habilidades sirven para manipular al oponente para estar en una mejor posición en una pelea. En muchos casos, estos métodos no lastiman al oponente, sino que facilitan dichas técnicas. pero si existen algunas de estas técnicas que podrían terminar una pelea. Aunque los métodos de de lucha de pie del karate son extensos, tiende a haber menos lucha en piso en el karate. Esto se puede atribuir a la práctica de tegumi / muto, un deporte de lucha libre de sumisión folklorico e histórico de Okinawa. Este deporte se practicaba en donde fuera, y se deduce que todos los habitantes de Okinawa (hombres, al menos) estaban familiarizados con el ataque, independientemente de su conocimiento del karate. Además, los maestros de karate a lo largo de la historia fueron defensores del entrenamiento cruzado (Cross-training) de artes de lucha, como los sistemas koryu jujutsu japoneses, sumo o judo. Con eso en mente, podemos decir que el karate no solo debe limitarse a los métodos clásicos, sino que debe ampliarse a través del entrenamiento cruzado (entrenar otras artes marciales al mismo tiempo que el karate).

Funakoshi Gichin, fundador de Shotokan, demuestra el yama-tsuki (empuje de la montaña)con el que controla una extremidad al mismo tiempo que golpea

El control de las extremidades es posiblemente el método de lucha más importante que se encuentra en el karate, y aparece en casi todas las aplicaciones prácticas de los movimientos de las katas. Se puede encontrar una amplia gama de métodos de tirar, empujar, sujetar y levantar dentro del karate, que están diseñados para controlar o reubicar los brazos o piernas de un oponente. El ejemplo más común de esto es el hikite (jalar la mano), o la mano "guardada" en la cintura que karatekas dejan ver en sus ejercicios básicos, con la intención de torcer y jalar al oponente hacia el karateka. Cuando se emplea para tirar del brazo del oponente (su aplicación más común), no solo se utiliza para jalar el oponente hacia los golpes, sino que evita que use ese brazo para golpear, y asegura que no puedan bloquear ataques con ese brazo. Otros ejemplos, como shuto-uke (mano espada), pueden abrazar el brazo del oponente, mientras que las técnicas como gedan-barai (barrido hacia abajo) pueden usarse para sujetar el brazo del oponente hacía su propio cuerpo. Algunas técnicas, como la posición de las "manos apiladas" o "de la taza y la tetera" que se encuentran en algunos kata, se pueden usar para mover ampliamente los brazos del oponente, girándolos hacia un lado y exponiendo su espalda. Estos métodos están diseñados para hacer que el oponente sea más vulnerable y menos efectivo a la hora de atacar, al mismo tiempo que posiciona ventajosamente al karateka para que ejecute sus técnicas más efectivas.

Un ejemplo de kuzushi aplicado un gedan barai, de "Kobo Kenpo Karate-Do Nyumon" por Mabuni Kenwa, fundador del Shito-Ryu, y Nakasone Genwa

Kuzushi (desbalancear) es una habilidad vital para la lucha, no solo porque facilita los lanzamientos y derribos, sino también por su valor para reducir la efectividad ofensiva del oponente. En Judo, hay un diagrama popular (ENLACE) para representar las formas en que una persona puede ser desequilibrada, llamada Happo no Kuzushi (Ocho Direcciones de Desequilibrio), que es esencialmente una brújula. Por supuesto, esta es una representación bidimensional de algo que ocurre en tres dimensiones, por lo que es más conceptual que literal. Empujar, jalar o torcer a un oponente para alejar su centro de gravedad de su base los obliga a moverse o a caer, esa es la razón por lo que los lanzamientos y derribos se hacen posibles, pero también significa que, por un momento, el oponente no tiene una base. Esto se traduce en que cualquier golpe que lancen se debilitará considerablemente y perderán precisión por su falta de estabilidad. Además, la mayoría de las personas tienden a extender sus brazos cuando pierden el equilibrio, en un intento por recuperarlo, lo que abre el camino a diferentes técnicas entre ellas, golpes y llaves a las articulaciones.

Una ilustración del Bubishi, que muestra a un oponente en el piso utilizando sus piernas para enganchar y barrer la pierna de un oponente de pie.

Derribar a los oponentes desde el suelo es probablemente la habilidad más frecuente que se encuentra en los libros escritos por los maestros de karate de Okinawa de principios del siglo XX. Tales métodos también se pueden encontrar en el Bubishi, que se relaciona con varias artes marciales chinas, y sus métodos. Ser derribado y caer junto al enemigo en una pelea ya es por si sola una situación terrible, pero si tu oponente sigue de pie, tiene más libertad de movimiento y más herramientas a su disposición, además de tener la gravedad de su lado. Por esta razón, tiene mucho sentido contar con técnicas que puedan hacer caer al oponente. Por lo general, estos involucran atrapar el pie del oponente, luego patear la pierna o el cuerpo del oponente para derribarlos. En algunos casos, se puede utilizar el cuerpo o los brazos pueden ejercer palanca a las piernas del oponente.

Richard Poage, el Sensei del autor, demostrando un parado táctico, así como un derribo desde el suelo contra un oponente de pie.

Poder levantarte si te derriban, es una habilidad importante para la defensa personal y en los deportes de combate. Sin embargo, esto no es tan simple como solo pararse, ya que se tiene que lidiar con un oponente que estar encima nuestro, y que sigue atacándonos. Las patadas desde el suelo pueden mantener a un oponente parado a distancia, por un tiempo, pero rara vez detendrá a un atacante. Esta distancia creada puede utilizarse para levantarse, y existen escuelas que nos enseñan cómo lograrlo. El método más popular es lo que muchos llaman el "parado táctico" ("stand-up táctico"), donde, durante todo el proceso de levantarnos, se mantiene una posición defensiva que nos permita seguir bloqueando ataques , patear, o caer de nuevo al suelo, según sea necesario. Si el oponente está encima de ti, en lugar de estar de pie, entonces tu capacidad de hacer puentes y moverte de un lado a otro ("shrimp") se vuelve vital, para hacer espacio y evitar que el oponente permanezca o llegue a una posición dominante que te deje vulnerable. Estas habilidades pueden emplearse de diferentes maneras, dependiendo de las acciones del oponente, y deben ser entrenadas.

Una foto del manual de la policía china, "Chin Na Fa", que muestra un bloqueo combinado que se mantiene con la pierna mientras se usa la cuerda para atar las muñecas del sospechoso

Restringir y someter a un oponente en tierra no es una habilidad que la mayoría atribuiría al entrenamiento de karate, pero la historia nos dice que fue un componente importante de lucha del arte, aunque de una manera diferente a la que la mayoría esperaría. Hoy en día, someter a un oponente, con llaves o estrangulación es el objetivo principal de la mayoría de las artes de lucha, pero esto generalmente se hace con ambos participantes en el suelo. Al observar la historia del karate, sabemos que este no es el contexto correcto para el art-tegumi / muto que sería lo más cercano a este concepto. Un mejor análogo moderno para estas técnicas serían las tácticas policiales, donde la persona que está siendo restringida está en el suelo, y la persona que las está restringiendo se queda en el suelo únicamente hasta someter, controlarlas y esposarlas. La razón de esto es simple; el Karate fue desarrollado y practicado principalmente por las clases nobles de Okinawa, y muchas de las personas dentro de esas clases tenían puestos de seguridad, mantenimiento de la paz y cumplimiento de la ley como parte de sus obligaciones. Con eso en mente, la mayoría de las técnicas que se encuentran en el karate que están destinadas a someter a un oponente en el suelo son las llaves de lucha que permitan que el karateka se pare o reaccione rápidamente ante las amenazas, en lugar de enredarse en el suelo con un oponente. Aun así, al igual que en el pasado, el entrenamiento cruzado en artes de lucha es importante para desarrollar una sólida comprensión de cómo las personas pueden moverse en el suelo, hacer que los métodos de restricción sean más efectivos y prepararlo para adaptarse rápidamente a la situación.

Entrenamiento holístico

Michael Nguyen y Aaron Garcia, de Karate Culture, haciendo sparring, combinando el control de las extremidades, golpes y barridos

Estos cinco elementos, para ser verdaderamente efectivos, deben ser entrenados juntos. La separación de elementos y técnicas específicas para desarrollar esas habilidades es solo un paso necesario, en el proceso de aprendizaje, pero mantenerlas aisladas entre sí, dará como resultado un estancamiento en el desarrollo del aprendizaje. Para estar balanceado, uno debe poder hacer la transición fluida entre los cinco elementos del karate, y si no son incorporados en el entrenamiento, esa capacidad nunca se desarrollará. Aquí es donde muchos estudiantes se encuentran: aprenden una variedad de habilidades de lucha, pero nunca se entrenan para combinarlas. La incorporación de varios elementos combinados en las simulaciones es un buen comienzo, ya que brinda a los estudiantes ejemplos de cómo los diferentes métodos pueden trabajar juntos. El Kakedameshi (que ha sido discutido en artículos anteriores en inglés: ENLACE , ENLACE) es una buena forma de probar estos métodos bajo presión, pero también puede incorporarse en otras formas de combate, como los ejercicios de escenarios de resistencia o de combate estilo MMA. Solo cuando un karateka pueda hacer la transiciones naturales y sin pensar entre estos elementos, en contra resistencia agresiva, hasta ese momentos, se puede decir que son artistas marciales "completos", e incluso entonces, como siempre, hay mucho espacio para mejorar. Es tentador, como "artistas marciales tradicionales", intentar poner el karate en una caja de vidrio y preservarlo exactamente como se enseñó, en lugar de tomar en serio el espíritu de su desarrollo y poner a prueba sus técnicas, entrenar otras artes marciales y el estudio la amplia gama de métodos de combate que existen dentro del karate, así como los de otras disciplinas que puedan mejorarlo. Esto es lo que hicieron los viejos maestros de Okinawa, y no hay razón para que esa tradición termine. En las palabras del poeta japonés, Basho, “no busques seguir los pasos de los sabios; busca lo que ellos señalaban".

2019 Karate Zoku

Francisco Centeno

Master Sinapsis Editor 

M. Golinski_KNX18_-1648 editado.jpg

Apasionado de la enseñanza del Karate.

Quiero potenciar el aprendizaje de los karatekas, para refinar nuestro arte a niveles que nuestros Maestros del pasado jamas imaginaron.

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon